¿Te vas a morir con tu música por dentro?

¿Te vas a morir con tu música por dentro?

Al inicio de la cuarentena cuando todo lo veía absolutamente negro, pensé en mi propia mortalidad, llamé a una abogada y le pregunté que cómo se hacía un testamento y me dije a mi misma, “si me voy a morir, no me voy a morir con mi música por dentro y escribí dos libros”:

De esa experiencia pasaron dos cosas importantes, me sentí satisfecha de haber puesto al servicio los conocimientos que he adquirido este tiempo para que otras mujeres se beneficien y haber inspirado a tres amigas muy queridas a escribir sus libros contando su propia historia; una de ellas hasta decidió cambiar de carrera y dedicarse al mundo literario que es algo que había querido hacer por mucho tiempo y no se había atrevido.

Yo me siento lista para irme cuando sea el momento porque no dejo nada de lo que quiero sin sentir, sin decir y sin hacer. No creo que me muera pensado “que habría pasado si…” yo hago y si no funciona, no funcionó. Capitalizo la experiencia y voy a lo siguiente.

No tengo ni idea de cuántas personas se verán beneficiadas de esos libros, lo que sé es que antes de vender la primera copia ya tenían un efecto en el mundo y si su propósito en la tierra solo era ser inspiración, igual me doy por bien servida.

Cada quien ha vivido este tiempo diferente, no digo que tenías que haber sido súper productiva o que no podías decaerte. Todos somos humanos y gestionamos los retos de manera diferente. En Panamá ya tenemos más de 100 días en los que solo podemos salir 3 veces por semana y 2 horas por género y número de cédula. De esos 100 días solo 3 me he dejado ganar por mi mente y he perdido la perspectiva atormentándome con un futuro incierto. Luego me recupero y pienso que seguramente mi alma tenía previsto que estuviera aquí para que escribiera esos libros e hiciera los saltos cuánticos en mi crecimiento personal que han ocurrido éstas semanas en confinamiento.

No sé cómo ha sido tu cuarentena pero la mía definitivamente me llevo más dentro de lo de costumbre y en mi búsqueda personal completé varios programas de Mindvalley, otros programas para hacer crecer mi negocio y un programa de Robin Sharma donde hablaba sobre una anécdota de su niñez que incluía este fragmento del poeta bengalí Rabindranath Tagore; permíteme compartirlo contigo. Simplemente decía: “La primavera ha pasado, el verano se ha ido y el invierno está aquí, y la canción que tengo la intención de cantar permanece sin ser cantada, ya que me he pasado los días entonando y desentonando mi instrumento”. Tremendamente poderosa la imagen del que tiene excusas.

¿Hasta cuándo vas a pensar que no estás lista? ¿Cuántas más vueltas le vas a dar a esa idea que quieres hacer realidad? ¿Qué canción no estás cantando? ¿Quién se está quedando sin el amor que tienes para dar? ¿Sin la música que tienes para cantar?

Te dejo esta reflexión para el fin de semana. Espero tu respuesta y te contestaré personalmente.

¡Te mando un abrazo!

Laudy

Pd: Amé escribir los libros y me encantaría que los leyeras y si los amas tanto como yo, me lo dejes saber.

DESCARGA TU LIBRO PREPARÁNDOME PARA HABLAR DE SEXO

DESCARGA TU LIBRO INTELIGENCIA ERÓTICA

Te espero en mi Instagram @laudysarlilove

Si eres una soltera exitosa y ocupada, descarga GRATIS aquí tu Sexy Planner para que hagas tiempo para el amor en tu vida.

Lo más oscuro de los triángulos amorosos

Lo más oscuro de los triángulos amorosos

Una amiga me llama y me invita para noche de chicas. El vino en la mesa, el jamón serano, el manchego y el pan. Todo listo para empezar a contar historias. Poco sabía en ese momento el giro que iba a tener la conversación, comenzamos tipo light y al poco tiempo cuentos realmente desgarradores de muerte, familias separadas, dolor y sufrimiento comenzaron a surgir como parte natural de la tertulia. Eso fue cuando empezamos a hablar sobre la infidelidad.

Todos los adultos en algún momento de la vida hemos escuchado un cuento ya sea de un amigo, familiar, en la TV sobre parejas alcanzadas por la infidelidad y a veces ingenuamente pensamos que eso no nos puede pasar a nosotros. La infidelidad es algo más común de lo que quisiéramos aceptar.

Para ponerte en contexto te cuento algunas de las historias, ya verás que no te van a ser completamente extrañas pues seguramente alguna vez has oído algo parecido.

“El papá de mi amiga se murió en su yate mientras tenía sexo con dos lugareñas del sitio de playa donde estaba aparcado”

“Fue lo peor que me ha pasado en la vida, después de muchos años de hacerme la vista gorda porque lo quería encontrar con las manos en la masa, ya cuando la evidencia era innegable, y tuve que afrontar la situación, guardé el teléfono de la otra y marqué desde mi teléfono solo para darme cuenta que la tenía grabada pues era una de las chicas jóvenes de la oficina a las que yo protegía. Se me destrozó el corazón, pero él muy hábilmente logró convencerme de nuevo para que lo perdonara. La angustia no me dejaba vivir, salíamos juntos de la casa y yo le decía que tenía que devolverme a la casa por un momento; cuando volvía tomaba fotos de todas las partes de la casa y las comparaba con la ubicación de las cosas en la noche para saber si había metido a alguien en mi ausencia.”

(¿Te pasa lo mismo? No sigas en ese estado emocional tan negativo, haz click aquí y sal ahora de ese triángulo amoroso)

“Me habían contado que mi tío se había muerto de un ataque cardiaco mientras manejaba, a los años salió a la luz que murió en un hotel de un ataque cardiaco mientras estaba con la amante de larga data que conocía a sus amigos, el amigo tuvo que llamar a la esposa y ésta tuvo que ir a recoger a su marido, no sin antes montar todo un parapeto para que nadie se enterara de la infidelidad.”

“Cuando me dejó, sentía que me moría y salí corriendo detrás de él de la desesperación, solo para enterarme a los pocos días que me había dejado por alguien que además yo conocía”

“Mi abuelo se acostaba con la hermana de mi abuela y mi mamá tiene hermanos que también son sus primos”

“El papá de mi amiga se iba a trabajar a un pueblo cercano y pasaba semanas, mi amiga pensaba que su mamá era muy infeliz por no tenerlo cerca a sabiendas de que tenía otra vida, lo cierto es que cuando la madre muere y el padre formaliza con la otra, una amiga le dijo que no se preocupara pues le confesó que su mamá también había tenido a su amante por más de 10 años”

“Él tenía novia y yo lo sabía, pero también sabía que yo era una más de las varias amantes que él tenía y como no quería nada serio no me preocupaba. Me llamaba en la mañana y me decía que fuéramos a almorzar, nos íbamos al hotel de turno, comíamos, pasábamos juntos el rato y ya él luego llegaba fresquito a su casa a las 6 de la tarde. Cuando estaba con su novia me bloqueaba en whatsapp así que si no le llegaban los mensajes ya yo sabía lo que estaba pasando”

“Él me dijo que me iba a guardar en el teléfono como Roberto y que cuando le escribiera lo hiciera en tono masculino para que su novia no sospechara si le llegaba a ver alguno de los mensajes”

“Cuando nos enteramos que mi abuelo tenía una amante 20 años más joven que él, en mi mente la amante se veía como Sofía Vergara, nada más lejos de la realidad, era una mujer que muy pocas personas podrían considerar agraciada y así y todo se metió en el matrimonio de mis abuelos”

Cuando lo vemos a detalle, podemos observar que la infidelidad es algo que va más allá de lo que atañe a la pareja, se involucra a la familia y hasta generaciones futuras se ven impactadas por ese acto egoísta de comportamiento humano llamado infidelidad. Lo cierto es que para que haya hombres infieles debe haber mujeres que estén dispuestas a ser la amante y esposas/novias que soporten ese comportamiento.

Y ¿qué hace que una mujer tolere este tipo de comportamiento? La amante recibiendo lo que le sobra de tiempo y la esposa sabiendo que le es infiel pero manteniéndose en la relación. Algunos dicen que es el amor, pero yo particularmente creo que si no te amas a ti misma, realmente no puedes amar a nadie más y cuando recibes de otro un trato menos que digno estás demostrando que no te respetas y sin respeto no hay amor.

(Sal de ese triángulo amoroso ahora con esta clase de transformación, haz click aquí)

Entonces si nos sinceramos lo que las mueve a quedarse no es amor, si no entre otras cosas:

  • Miedo a quedarse sola
  • Miedo a no conseguir a nadie más
  • Miedo a no valerse económicamente por sí misma
  • Miedo a que sus hijos crezcan sin papá (Hello? ¿Sí es mejor ejemplo crecer con una mamá que no se respeta a ella misma?)
  • Vergüenza por la separación

En un triángulo amoroso las tres partes son responsables, sí las tres. Como esposa tienes que hacer tu lista de contribución a que la relación no estuviera sólida o a la mala elección de emparejarte/casarte con alguien que ya sabías que era un perseguidor compulsivo de faldas. Como amante, ¿qué carencia te está llenando que no te puedes llenar tú misma? ¿qué tanto te respetas que prefieres tener atención de a ratos que algo duradero para ti? Dices que no te importa, pero no quieres salir de allí. Como marido, ¿qué hace que no tengas el valor de tomar una decisión?

Obviamente no todas las infidelidades son iguales y es muy distinto una/varias familia/s paralalela/s que una infidelidad de una noche dónde ni siquiera hubo un intercambio de teléfonos, y cada una de las situaciones y particularidades del caso pueden ser atenuantes o agravantes en el proceso de decisión de quedarse o no en la relación.

Lo que sí es imprescindible que ya seas la legal o la otra es que te respetes, te quieras y sepas que “ERES DIGNA DE UN AMOR DIGNO” empezando por el tuyo. Haz tu parte para romper el ciclo de triángulos amorosos del mundo y sal de allí. Si estás lista para cambiar tu vida, esta es tu oportunidad. ¡Comienza ya la Transformation Class llamada “Un hombre para mí sola” que tenemos Yasmari Bello y yo para ti y cambia tu vida para siempre!

Disponible solo hasta el domingo 8 de septiembre de 2019, entra en el siguiente link:

“Un hombre para mí sola. Transformation class ¿Cómo salir de triángulos amorosos?”

Te invito a que conectemos en Instagram para seguirte contando sobre temas interesantes como sexo consciente, inteligencia erótica, parejas de poder y orgasmos wow, en mi cuenta @laudysarlilove

Mujer, ¿te estás dando tu puesto?

Mujer, ¿te estás dando tu puesto?

El 8 de marzo de 2018, día internacional de la mujer fui a una celebración que realizaba Ampyme acá en Panamá juntando mujeres de todos los ámbitos en esa reunión. Mujeres Empoderadas, mujeres que Trascienden era el tema del día.

Paola Rueda López, una de las ponentes hablaba sobre romper el techo de vidrio que tienen las organizaciones en especial para las mujeres. En una parte de su exposición, hizo que todas las mujeres del público levantáramos la mano y comenzó a hacer preguntas, con cada pregunta las manos iban bajando una a una, estas preguntas hablaban de cuándo como mujer te habías sentido excluida por tu género, al final de las preguntas menos de 15 manos quedaron levantadas en el recinto entre ellas la mía y las de mis dos compañeras a los lados, a lo que una de ellas me dice “Debe ser porque somos nuestras propias jefas” y yo le comenté que trabajé mucho tiempo en el mundo corporativo y nunca sentí que por mi género -en mi caso personal- haya habido discriminación. Obviamente con esto no estoy diciendo que no exista discriminación por temas de género en el mundo corporativo (eso sería tapar el sol con un dedo) lo que quiero traer a discusión es que muchas veces somos nosotras mismas las que no nos damos nuestro puesto por infinidad de razones y nos quitamos la oportunidad de crecer.

En el transcurso de mi vida y haciendo coaching a mujeres, he trabajado con altas ejecutivas de corporaciones Top con niveles de creatividad y creación majestuosos y se han hecho su camino a la cima a punta de trabajo dedicado y de excelencia. ¿Qué han tenido en común esas mujeres? Que saben quiénes son, qué quieren y para dónde van, se hacen oír y piden lo que quieren o van por ello, no tienen miedo porque saben lo que valen.

Cuando en 2005, entré a trabajar en una gran corporación, tuve que tomar un cargo de menor categoría a los que ya había tenido pues mis condiciones en el momento no me daban mucha oportunidad de escoger ya que necesitaba un empleo de inmediato; además no me importó pues sabía que pronto iba a hacerme mi camino hacia arriba como ya lo había hecho antes. Esto nadie lo sabe, pero a los pocos días de empezar, tuve que llevar unos papeles a que los firmara el presidente de la empresa, eran como 3 hojas, le di la primera y literalmente me la tiró de vuelta de manera grosera, algo se apoderó de mi y la siguiente hoja (sin pensar obviamente) se la tiré yo a él, me quedó viendo directo a los ojos, no me inmuté ni por un segundo y le mantuve la mirada, firmó el papel y me lo devolvió en la mano y así mismo le entregué el siguiente, no hubo ningún intercambio de palabras en esa interacción pero un simple acto le dejó saber cómo me iba a tratar en adelante. No estoy promoviendo el irrespeto de ninguna forma y sé que con lo que hice yo también fui irrespetuosa, no fue la mejor manera, fue una reacción y no una respuesta, no estoy orgullosa ni avergonzada de lo que hice; ahora con mucha más edad e inteligencia emocional seguramente lo haría diferente, pero en 2005 eso fue lo que pasó.

El punto es que las personas hombres o mujeres, nos van a tratar como nosotros permitamos que nos traten. Yo no pensé en ese momento cuánto necesitaba el trabajo, si no a lo mejor bajo la cabeza y dejo que me irrespeten como mujer, como asistente, como trabajadora, como lo que sea y no me hubiera ganado el respeto y la confianza de la alta gerencia tal como al final sucedió. Rápidamente mis inicios como asistente quedaron atrás, a los tres meses me dieron la oportunidad de comenzar a trabajar en Recursos Humanos y allí descubrir mi pasión por la gente, contratar todo el personal de la empresa con el equipo a mi cargo, ser enviada a llevar los resultados del departamento hasta China (literalmente), ganar premios por mi trabajo y apoyar al crecimiento de la organización en el país; si yo no me hubiera ganado el respeto al inicio dudo que todo eso hubiese pasado. Allí además tuve que ir a buscar mis aumentos cuando así lo decidía y cuando ya sentí que no estaba recibiendo lo que merecía, tomé la decisión de irme. Como lo dije en la entrevista de salida, yo soy la persona que convence a los demás de quedarse, si yo no estoy convencida no puedo convencer a nadie más. Tenemos que ser congruentes con nuestros valores y velar por ellos, pero para eso tenemos que conocerlos.

A veces siento que cuando se habla de las pobres mujeres que no lo logran en el mundo corporativo las ponen en el lugar de víctimas, cuando muchas veces somos nosotras mismas las que nos quedamos con grandes ideas dentro de nuestras cabezas por miedo a compartirlas, a qué van decir o si en realidad será una buena idea. Mientras nos debatimos mil veces entre “¿lo digo? o ¿no lo digo?” ya se paró un hombre y lo dijo.

Mira en la próxima reunión de gerencia cómo se comportan ambos géneros, el lenguaje corporal de los hombres y las mujeres, ¿dónde se sientan? ¿cómo actúan? ¿cuánto intervienen? Recuerdo haber visto unos de estos videos virales hace muchos años donde la presentadora hablaba de cómo muchos hombres están en sus sillas en posición de poder, con un brazo sobre el espaldar mientras muchas mujeres pasan la reunión en posición desempoderante con la cabeza metida en el cuaderno de notas tratando de copiar todo lo que dicen cuando en realidad se está perdiendo todo lo que pasa. Tenemos que estar presente y participar.

Ahora trabajo por mi cuenta y empodero mujeres, y un concepto que algunas personas parecen tener del empoderamiento femenino es que queremos sentirnos una raza superior a los hombres, lo aclaro acá, para nada, los hombres y las mujeres somos diferentes, nos comunicamos diferente y aportamos diferente al mundo, ni mejor ni peor solo “DIFERENTE”. Estar empoderadas implica reconocer nuestra valía personal, saber lo que queremos y lo que somos capaces de lograr e ir por ello, responsabilizarnos de nosotras mismas y nuestras emociones, ser asertivas en la comunicación y establecer límites sanos entre otras cosas.

Este post lejos de generar polémica lo que busca es generar responsabilidad personal. Tengo claro que no son la mayoría las mujeres que están en la cima, no estoy diciendo que no haya un gap importante en el tema salarial. Grandes mujeres han dado paso a que nuestra voz sea escuchada, ahora nuestro deber es hablar, mostrarnos y brillar, es una de las mejores formas de honrar lo que se ha logrado hasta ahora en temas de equidad. Hagamos nuestra parte. En esa reunión del día de la mujer me entrevistaron y me pidieron que diera un consejo y lo que dije fue ¡Mujer cree en ti!

Ahora pensándolo con más tiempo le agregaría, pide lo que quieres, negocia lo que te corresponde, habla cuando lo sientas, date tu puesto en la vida y si no te sientes respetada en donde estás toma otras decisiones. Para finalizar pregúntate todos los días ¿qué harías si no tuvieras miedo?

Si quieres trabajar en privado tu poder personal con mis sesiones ¡contáctame!

 

10 consejos prácticos antes de usar Tinder

10 consejos prácticos antes de usar Tinder

Hace poco una de mis clientas decidió ingresar a Tinder pues en un grupo de amigas estaban comentando que una de ellas había conocido a su futuro esposo en esta App de citas. Sí, como lo leíste Tinder es una App de citas, todo el mundo lo sabe así que si decides ingresar allí es porque estás interesada en tener citas. Tenlo claro antes de apuntarte porque te van a invitar a salir.

Si te pones a leer las referencias de Tinder, puede que decidas olvidarte de la idea antes de ni siquiera abrir la App, los comentarios en la mayoría de lo casos son bastante desalentadores y en otros hasta aterradores, pero no te dejes influir por lo que digan los demás, si aún no la has probado ingresa en ella y saca tus propias conclusiones, quién sabe si tienes la misma suerte de la amiga de la amiga que consiguió a su futuro esposo allí.

Haz de Tinder un método complementario a tu vida social y no lo uses como la única manera de conocer nuevas personas. Sigue saliendo a hacer cosas que disfrutes para que además tengas muy buenas historias que contar en tus venideras citas.

Una vez que decidas ingresar al mundo de Tinder hay algunas recomendaciones prácticas que te convendría seguir para que tu estadía sea más placentera, abajo una lista de estos consejos:

  • Sé clara sobre lo que estás buscando en tu perfil en positivo, aunque la mayoría de las veces los hombres no lo leen y solo le dan like si les gusta la foto, tú hiciste tu tarea de pre filtrar sobre lo que sí estás buscando.
  • Gestiona tus expectativas: muchas mujeres se emocionan cuando hay un match y en muchas ocasiones eso no significa nada. Puede que aunque haya match el individuo no te escriba o que si tú le escribes no te responda y que si te responde a lo mejor igual no terminan saliendo nunca, así que no te emociones cuando haya match.
  • Ten en cuenta que él está conociendo a varias personas al mismo tiempo, así que aunque las cosas parezcan ir bien un par de citas, no te decepciones si dejas de saber de él o te comunica que prefiere no seguir saliendo. No pasa nada, tú tienes una vida maravillosa y sigues con ella.
  • Invierte emocionalmente tanto como él invierte en ti: Si te saluda ¡Hola!, tu le respondes ¡Hola! Y máximo le preguntas algo interesante que te haya llamado la atención de su perfil. No le cuentas lo emocionada que estás por todos tus proyectos venideros y la vida entera de tu mascota, no han llegado a ese punto. ¡Serénate!
  • No te enamores de alguien a quien nunca has visto: sí, suena raro pero ha pasado, muchas personas conectan emocionalmente con alguien y a lo largo del tiempo comienzan a tener sentimientos por esa persona; lo que olvidan es que en realidad pueden estar hablando con cualquiera y que una foto es solo eso, una foto.
  • Chatea por la aplicación un par de veces y luego pasa al teléfono y ten llamadas antes de verlo. Tu tiempo es valioso y debes invertirlo en lo que consideres interesante.
  • No aceptes una cena como primera cita, es preferible ir por un café o una caminata al parque que puede tomar una hora de tu tiempo y que puedes extender si quieres, a tener el compromiso de una botella de vino y un postre con alguien con quien no hiciste click.
  • Pregunta desde el principio a la persona qué está buscando en Tinder, muchos te dirán de una vez que solo quieren sexo o que son casados y necesitan quien los oiga o que están listos para una relación comprometida, con esa información tú decides si quieres comenzar a salir.
  • Si te aburres salte, nada te obliga aquedarte allí si no te gusta estar, pero no pierdas la fe; el hecho de que no conozcas a nadie que te interese en Tinder no significa que no exista, solo significa que hay que seguir explorando opciones.
  • De más está recordarte lo importante de tomar las precauciones necesarias, ten en cuenta que la persona es por lo pronto un desconocido. Procura que se encuentren en el lugar que tú selecciones y no que te busque a tu casa, a esas alturas todavía no sabes si quieres que él sepa dónde vives tú. Si decides que te va a buscar hazle llegar el teléfono de la persona a una amiga de confianza y repórtate cuando regreses.

Al final lo más importante cuando decides conocer nuevas personas es hacerlo desde ese sentirte completa y saber que tienes una vida feliz, para que quien llegue y se quede, solo venga a aportar mayor felicidad a tu vida. Teniendo una buena vida, plena y feliz, el proceso de citas será más divertido pues no lo haces por necesitar que alguien venga a hacerte feliz, ya tú sabes que esa tarea es solo tuya.