¿Será que me voy a quedar sola? Es una de las preguntas que se hacen mis clientas cuando vienen a hablar conmigo, es un temor que a veces no quieren reconocer pues es totalmente infundado. Solo cuando les comento que es una frase que he escuchado antes muchas veces, ellas mismas me dicen que también es una idea que les ha rondado los pensamientos en algunas oportunidades causándoles desasosiego, pues piensan que morirse sola o quedarse sola es inminente.

Si eres de las que piensas que te vas a quedar sola para toda la vida y que te vas a morir sola, te invito a hacer la siguiente cuenta. ¿A qué edad se murió tu bisabuela materna? ¿Y tu abuela? ¿tu madre? Si ves tu linaje seguro que te das cuenta que las mujeres de tu familia suelen ser longevas (pasa en la mayoría de los casos), muchas de las mujeres que vienen a mi oficina tienen un promedio de edad de 35 años y las abuelas y bisabuelas llegaron cerca de los 80, si sacas los números así rápidamente, te puedes dar cuenta que es probable que te queden más de 40 años por delante y con una población al momento que escribo esto de 7.500.000.000 aproximadamente las estadísticas indicarían que tu muerte en solitario no es tan probable.

A veces basta hacer ese cambio de perspectiva y ver la amplitud de la vida, no solo lo que ha pasado anteriormente y que te hace pensar que en el futuro será igual. Quedarse solo puede significar muchas cosas, hay personas que tienen pareja y de igual forma sienten que no tienen apoyo alguno, puedes pasar toda la vida con una pareja y esta persona morir antes que tú o decidir caminos separados al final de la vida y luego igual morir sola. Las opciones son varias y la verdad no tiene sentido perder tu energía vital en recrear cosas en tu mente que puede que nunca pasen.

En lo que sí puedes invertir tu energía vital es en crearte una existencia llena de aventuras que tú ames, tener curiosidad por la vida y todo lo que te puede dar, ayudar a otros aportando al mundo con tus talentos únicos, despertarte plena y feliz sabiendo que la persona más importante de tu vida (tú) te ama profundamente y siempre te va a acompañar. Además, mientras más potencies tu poder personal, te cuides y aprendas a amarte y valorarte es más probable que hagas mejores elecciones, entre esas la de una potencial pareja con quien construyas y que te acompañe a largo plazo.

Utiliza este periodo de soledad para conocerte, aprender de ti, saber qué quieres, crecer; si lo haces así en el momento en que llegue alguien especial podrás apreciar lo oportuno de que no haya sido antes pues probablemente tu relación sería diferente y no la estarías disfrutando desde la madurez que te ha dado la vida. Siéntete completa para que traigas a tu vida a otro ser completo y que juntos puedan traer más luz al mundo. Trabaja en ti, en proyectos que ames, en tu felicidad continuada y toma las acciones necesarias para mejorar y profundizar las relaciones que tienes ahora, esas te están preparando para las que tendrás en el futuro.

Decide conocer gente nueva todo el tiempo, ponte metas de asistir a por lo menos 2 eventos sociales por semana y participar activamente incluyendo nuevas personas a tu experiencia de vida, los puntos de vista diferentes te enriquecen y los demás te ayudan a crecer, amplía el concepto de éxito en las relaciones y date cuenta de cuánta gente maravillosa tienes alrededor, cómo sí puedes mantener relaciones a largo plazo y reconócelo de manera consciente para que te digas a ti misma “Yo, sí puedo”.

Te invito a escuchar mi “Ejercicio para conseguir el amor” que tengo en Regalos para ti para que dejes la ansiedad de querer controlar algo que no está bajo tu control y hagas lo que puedes hacer ahorita para potenciar tus posibilidades de conseguir pareja, vivir tu vida a plenitud agradeciendo lo que sí tienes e incorporando nuevas personas a tu experiencia de vida.

%d bloggers like this: