Una amiga me llama y me invita para noche de chicas. El vino en la mesa, el jamón serano, el manchego y el pan. Todo listo para empezar a contar historias. Poco sabía en ese momento el giro que iba a tener la conversación, comenzamos tipo light y al poco tiempo cuentos realmente desgarradores de muerte, familias separadas, dolor y sufrimiento comenzaron a surgir como parte natural de la tertulia. Eso fue cuando empezamos a hablar sobre la infidelidad.

Todos los adultos en algún momento de la vida hemos escuchado un cuento ya sea de un amigo, familiar, en la TV sobre parejas alcanzadas por la infidelidad y a veces ingenuamente pensamos que eso no nos puede pasar a nosotros. La infidelidad es algo más común de lo que quisiéramos aceptar.

Para ponerte en contexto te cuento algunas de las historias, ya verás que no te van a ser completamente extrañas pues seguramente alguna vez has oído algo parecido.

“El papá de mi amiga se murió en su yate mientras tenía sexo con dos lugareñas del sitio de playa donde estaba aparcado”

“Fue lo peor que me ha pasado en la vida, después de muchos años de hacerme la vista gorda porque lo quería encontrar con las manos en la masa, ya cuando la evidencia era innegable, y tuve que afrontar la situación, guardé el teléfono de la otra y marqué desde mi teléfono solo para darme cuenta que la tenía grabada pues era una de las chicas jóvenes de la oficina a las que yo protegía. Se me destrozó el corazón, pero él muy hábilmente logró convencerme de nuevo para que lo perdonara. La angustia no me dejaba vivir, salíamos juntos de la casa y yo le decía que tenía que devolverme a la casa por un momento; cuando volvía tomaba fotos de todas las partes de la casa y las comparaba con la ubicación de las cosas en la noche para saber si había metido a alguien en mi ausencia.”

(¿Te pasa lo mismo? No sigas en ese estado emocional tan negativo, haz click aquí y sal ahora de ese triángulo amoroso)

“Me habían contado que mi tío se había muerto de un ataque cardiaco mientras manejaba, a los años salió a la luz que murió en un hotel de un ataque cardiaco mientras estaba con la amante de larga data que conocía a sus amigos, el amigo tuvo que llamar a la esposa y ésta tuvo que ir a recoger a su marido, no sin antes montar todo un parapeto para que nadie se enterara de la infidelidad.”

“Cuando me dejó, sentía que me moría y salí corriendo detrás de él de la desesperación, solo para enterarme a los pocos días que me había dejado por alguien que además yo conocía”

“Mi abuelo se acostaba con la hermana de mi abuela y mi mamá tiene hermanos que también son sus primos”

“El papá de mi amiga se iba a trabajar a un pueblo cercano y pasaba semanas, mi amiga pensaba que su mamá era muy infeliz por no tenerlo cerca a sabiendas de que tenía otra vida, lo cierto es que cuando la madre muere y el padre formaliza con la otra, una amiga le dijo que no se preocupara pues le confesó que su mamá también había tenido a su amante por más de 10 años”

“Él tenía novia y yo lo sabía, pero también sabía que yo era una más de las varias amantes que él tenía y como no quería nada serio no me preocupaba. Me llamaba en la mañana y me decía que fuéramos a almorzar, nos íbamos al hotel de turno, comíamos, pasábamos juntos el rato y ya él luego llegaba fresquito a su casa a las 6 de la tarde. Cuando estaba con su novia me bloqueaba en whatsapp así que si no le llegaban los mensajes ya yo sabía lo que estaba pasando”

“Él me dijo que me iba a guardar en el teléfono como Roberto y que cuando le escribiera lo hiciera en tono masculino para que su novia no sospechara si le llegaba a ver alguno de los mensajes”

“Cuando nos enteramos que mi abuelo tenía una amante 20 años más joven que él, en mi mente la amante se veía como Sofía Vergara, nada más lejos de la realidad, era una mujer que muy pocas personas podrían considerar agraciada y así y todo se metió en el matrimonio de mis abuelos”

Cuando lo vemos a detalle, podemos observar que la infidelidad es algo que va más allá de lo que atañe a la pareja, se involucra a la familia y hasta generaciones futuras se ven impactadas por ese acto egoísta de comportamiento humano llamado infidelidad. Lo cierto es que para que haya hombres infieles debe haber mujeres que estén dispuestas a ser la amante y esposas/novias que soporten ese comportamiento.

Y ¿qué hace que una mujer tolere este tipo de comportamiento? La amante recibiendo lo que le sobra de tiempo y la esposa sabiendo que le es infiel pero manteniéndose en la relación. Algunos dicen que es el amor, pero yo particularmente creo que si no te amas a ti misma, realmente no puedes amar a nadie más y cuando recibes de otro un trato menos que digno estás demostrando que no te respetas y sin respeto no hay amor.

(Sal de ese triángulo amoroso ahora con esta clase de transformación, haz click aquí)

Entonces si nos sinceramos lo que las mueve a quedarse no es amor, si no entre otras cosas:

  • Miedo a quedarse sola
  • Miedo a no conseguir a nadie más
  • Miedo a no valerse económicamente por sí misma
  • Miedo a que sus hijos crezcan sin papá (Hello? ¿Sí es mejor ejemplo crecer con una mamá que no se respeta a ella misma?)
  • Vergüenza por la separación

En un triángulo amoroso las tres partes son responsables, sí las tres. Como esposa tienes que hacer tu lista de contribución a que la relación no estuviera sólida o a la mala elección de emparejarte/casarte con alguien que ya sabías que era un perseguidor compulsivo de faldas. Como amante, ¿qué carencia te está llenando que no te puedes llenar tú misma? ¿qué tanto te respetas que prefieres tener atención de a ratos que algo duradero para ti? Dices que no te importa, pero no quieres salir de allí. Como marido, ¿qué hace que no tengas el valor de tomar una decisión?

Obviamente no todas las infidelidades son iguales y es muy distinto una/varias familia/s paralalela/s que una infidelidad de una noche dónde ni siquiera hubo un intercambio de teléfonos, y cada una de las situaciones y particularidades del caso pueden ser atenuantes o agravantes en el proceso de decisión de quedarse o no en la relación.

Lo que sí es imprescindible que ya seas la legal o la otra es que te respetes, te quieras y sepas que “ERES DIGNA DE UN AMOR DIGNO” empezando por el tuyo. Haz tu parte para romper el ciclo de triángulos amorosos del mundo y sal de allí. Si estás lista para cambiar tu vida, esta es tu oportunidad. ¡Comienza ya la Transformation Class llamada “Un hombre para mí sola” que tenemos Yasmari Bello y yo para ti y cambia tu vida para siempre!

Disponible solo hasta el domingo 8 de septiembre de 2019, entra en el siguiente link:

“Un hombre para mí sola. Transformation class ¿Cómo salir de triángulos amorosos?”

Te invito a que conectemos en Instagram para seguirte contando sobre temas interesantes como sexo consciente, inteligencia erótica, parejas de poder y orgasmos wow, en mi cuenta @laudysarlilove

%d bloggers like this: